pequeños recuerdos

On: 20090112

la encontré!!! cuando hablé de la foto en la presentación del blog, había pensado en editar la entrada original y añadirla al final de la misma... pero el otro día, viéndola... me di cuenta que merecía una entrada propia. y aquí está...

Octubre de 1988


uno de los pocos recuerdos gráficos que tengo junto a mi abuelo, en la puerta de lo que es mi casa y lo que será, dentro de muy poco, mi hogar. ahora la fachada ha cambiado ligeramente..
en la foto se intuye un arco sobre la puerta de los bajos que, en la remodelación, desapareció; la puerta donde nos encontramos tampoco existe ya, la escalera se abrió unos años después al otro lado de los bajos... y bueno, una serie de cambios, que no si están documentados mediante fotos que pueda ir recuperando, no se verán demasiado. pero han sucedido

LA HISTORIA

este edificio ha sido mi hogar desde que estaba en la panza de mi madre. ella y mi tío trabajaban juntos en estos bajos, que "años ha" era solo un local con un pequeño altillo que usaban de almacén. un tiempo después, compraron la nave contigua, donde mi abuelo me construía coches de carreras con cajas de cartón... donde mi padre arreglaba coches en sus ratos libres y yo jugaba al escondite con sus llaves inglesas... y donde, durante muchos años, y por muchas cosas, fui muy feliz

con el paso de los años, decidieron ampliar el edificio, construyendo dos pisos encima de lo existente, pero por esas cosas que pasan... la obra se paró. en ese momento, donde antes no había nada, existían dos pisos sin puertas ni ventanas; eso sí, con las paredes enyesadas; baños y cocinas sin tan siquiera alicatar, al menos gracias, con los suelos puestos. durante años los dos pisos fueron el alojamiento perfecto de palomas y aves diversas de la fauna civil...

hasta que un buen día, cuando yo tenía ya 18 añitos de nada, mi tío decidió terminar con uno de los pisos para poderle sacar algún provecho y, el otro, hablando y negociando.... me lo "cedieron" a mi. tengo que agradecerle a mi tío no sólo el piso, sino que a la vez que terminaba el suyo, también puso las puertas y las ventanas en el mío. el resto, ya era cosa mía.
pero no fue hasta dos años después cuando empecé a creerme la historia... entonces, poco a poco, lo primero que hice fue alicatar la cocina; los baños, aunque sean totalmente y siempre bajo mi parecer, un horror escandaloso, los había puesto mi tío, con lo que (de momento) eran algo de lo que no debía preocuparme...

y el resto de la historia, es el porqué de la creación de éste blog, con lo que ya no hace falta resumir ni introducir... puesto que quien quiera seguir la historia, no tiene más que leer :)

desde los recuerdos de la infancia os mando millones de besos, muchos abrazos y cariñosos pensamientos a todos los que, en algún momento de vuestras vidas, paréis aquí... y siempre, sin olvidarme nunca de él, a mi yayo, que tanto me quiso y me cuidó.

entradas relacionadas

3 comentarios on "pequeños recuerdos"

Marta dijo...

Que bueno poder vivir no en una casa con historia, sino en una casa con TU historia. Me ha encantado tu relato.
Un beso:
Marta

matsu dijo...

nini, que bonito!! me alegro mucho de que tengas tan buenos recuerdos de tu casa :) muchos besos wapisima!!

banshee [ningyoshinda] dijo...

perdón por no responder antes chicas :)

marta, la verdad es q es un gozo poder tener tantos recuerdos de mi hogar, son cosas que no se olvidan facilmente, como dices... no es una historia, es MI historia... y haberla recordado creo que me ha dado algo de fuerzas :D

matsu que bien que aun te acuerdes de mi blog perdido xDDDD tu más que nadie sabe que mi casa es especial.... no podía faltar este pequeño homenaje :D

besos a las dos!!!